SwimScore es una medida de la carga de entrenamiento de natación que tiene en cuenta la variabilidad y la intensidad relativa y puede ser utilizada como entrada para los modelos de impulso respuesta para analizar la vinculación con el rendimiento. xPace es ritmo contínuo equivalente para la duración del entrenamiento.
Este artículo fué publicado por primera vez en 2008 y actualizado en 2015 debido a la disponibilidad de estas métricas en la versión 3.2 del programa de código abierto GoldenCheetah, está basado en el trabajo Calculating Power Output and Training Stress in Swimmers: The Development of the SwimScoreTM Algorithm, del Dr. Philip Friere Skiba.

A partir de la versión 3.2, actualmente en desarrollo, las facilidades de análisis de datos de entrenamiento de ciclismo con medidor de potencia se extienden y aplican, al menos parcialmente, a los entrenamientos de carrer utilizando GPS y/o acelerómetros, incluyendo las nuevas series de datos de los Garmin 620/920xt, zonas por ritmo y métricas para valorar la carga de entrenamiento que tienen en cuenta la pendiente del terreno y los cambios de ritmo.

En el entrenamiento de la carrera de fondo es habitual la utilización del ritmo como medida de la intensidad (absoluta) y la distancia como indicador de la carga de entrenamiento. En terreno llano y a ritmo constante de carrera de fondo la potencia que desarrolla un corredor tiene una relación aproximadamente lineal con la velocidad de carrera y el gasto energético es prácticamente proporcional a la distancia recorrida de manera que, en estas condiciones, esa práctica está plenamente justificada, especialmente cuando se comparan entre corredores de habilidades similares. Por otro lado cuando el terreno no es llano y/o el ritmo no es constante el ritmo promedio no es un indicador tan representativo de la intensidad ni la distancia de la carga cuando se consideran corredores de diferentes niveles. En esta nota analizaremos xPace y GOVSS como métricas alternativas para resolver estas limitaciones.

El impacto del entrenamiento de alta intensidad en el rendimiento en los deportes de resistencia está sólidamente establecido y cada vez surgen más indicios de su importancia también para la salud, en esta nota analizaremos algunos trabajos que comparan distintos esquemas aplicables en la práctica y su efecto en el rendimiento en el contexto de un esquema más general que los combine con entrenamientos continuos de baja y moderada intensidad.

El entrenamiento centrado en la zona del umbral es muy popular entre los atletas amateurs, especialmente aquellos que cuentan con menos tiempo disponible para entrenar, pero en los últimos años el análisis de la forma que entrenan los atletas de resistencia de primer nivel mundial revela un patrón diferente, con una gran mayoría del entrenamiento realizado a intensidades inferiores a la zona del umbral y un porcentaje menor, aunque muy importante, a intensidades superiores con menor énfasis en dicha zona.
Más recientemente, varios estudios de intervención en atletas bien entrenados -pero no de primer nivel- tienden a confirmar la superioridad de este tipo de distribución.

La evidencia experimental sugiere que el rango de velocidades en el que la gran mayoría de los amateurs completan los 42195 metros de la marathon, considerada como evento separado o como parte de un triatlón de larga distancia (IronMan), se ubica en el rango en el que una combinación de correr y caminar de manera alternada sería más eficiente que correr de manera contínua. En esta nota analizaremos esta hipótesis a la luz de una publicación que evalúa la auto-selección que ocurre naturalmente en función de la velocidad promedio fijada como objetivo.

Best Bike Split es una herramienta en-línea para la optimización del parcial de ciclismo que utiliza las características del atleta, su bicicleta y el circuito para estimar la distribución del esfuerzo que produciría el mejor parcial de ciclismo con una intensidad relativa predeterminada. El uso básico es gratuito, muy sencillo y los primeros resultados parecen muy prometedores.

La versión 3 de Golden Cheetah presenta una interfaz de usuario mejorada y varias funciones nuevas, entre ellas la posibilidad de realizar una estimación automática del área de resistencia aerodinámica (CdA) y el coeficiente de resistencia a la rodadura (Crr) utilizando datos de pruebas de campo. La metodología propuesta por el Dr. Robert Chung e incluída en el módulo Aerolab de Golden Cheetah por Andy Froncioni, está aumentada en la versión 3 con un mecanismo de estimación de parámetros de mi autoría que se describe a continuación.

Golden Cheetah es un programa de análisis de datos de ciclismo gratuito y multiplataforma (Linux, Mac y Windows) desarrollado en la modalidad de código abierto, con un amplio soporte de dispositivos que ofrece la posibilidad de analizar en profundidad no solo entrenamientos individuales sino, principalmente, la evolución del entrenamiento y el rendimiento del atleta con el transcurso del tiempo.
En esta nota hacemos una revisión de las facilidades principales de la última versión estable (V2.1) con localización en castellano.
NB: esta nota fué publicada originalmente el 6/6/2011 en base a una versión de desarrollo y actualizada a la fecha de liberación.

Si bien el clima frío no afecta tanto el entrenamiento de carrera como el de ciclismo muchas veces resulta conveniente por cuestiones de horario, lugar para correr o condiciones climáticas adversas, la utilización de una cinta motorizada para llevarlo a cabo. La posibilidad de variar la inclinación permite simular cuestas y modificar la intensidad para la misma velocidad de carrera. Una duda frecuente es la equivalencia entre los entrenamientos en cinta y los realizados en el exterior, ese es el tema principal de esta nota.

Cualquiera que haya tenido la oportunidad de entrenar en altura con medidores de potencia en la bici (o de medir el ritmo de carrera / natación) se habrá dado cuenta rápidamente cuanto más difícil es pedalear a la misma potencia (o correr/nadar al mismo ritmo) en esas condiciones, si bien los efectos de la altitud son bastante individuales existen algunos estudios que permiten estimar la disminución de la potencia aeróbica en función de la altitud. A continuación presentamos una tabla que resume dos de los estudios más citados en la bibliografía.

Habiendo entrando oficialmente en el invierno en el hemisferio sur las discusiones entre triatletas y ciclistas respecto la conveniencia del entrenamiento en algún tipo de rodillo y las ventajas relativas de los diferentes modelos están a la orden del día.
Las opciones son muchas y el rango de precios muy amplio entre un simple rodillo de rolos y un completo cicloergómetro con medición de potencia y/o simulación de circuitos, no es la intención analizar todas las alternativas sino desarrollar algunos aspectos técnicos que muchas veces generan confusión y tienen un impacto importante en la calidad del entrenamiento.

Participantes

Las 10 notas más leídas en 30 días

Últimos Comentarios

Comments by Disqus