Este producto ya tiene algunos años en el mercado pero me dá la impresión que no ha recibido la atención que merece: la posibilidad de reparar una pinchadura en menos de un minuto sin necesidad de cambiar la cámara o el tubular es muy atractiva en las competencias de triathlon.

Consiste de un gas comprimido mezclado con un sellador líquido en un tubo metálico de 16 cm de largo por 32 mm de diámetro, pesa 80 gramos.

La utilización con válvulas tipo Presta es muy sencilla: se abre la válvula y se hace presión con el pico del contenedor en posición vertical, como se muestra en la foto:


Se hace girar la rueda para distribuir más uniformemente el sellador y, si la reparación fué exitosa, ya estamos listos para seguir en carrera.

La efectividad no es del 100% dado que depende en buena medida del tamaño de la rotura: funciona perfectamente con pequeñas pinchaduras, si el tamaño es mayor una parte del gas se va a perder y es necesario complementar el inflado por otros medios y si es muy grande puede ocurrir que no llegue a sellar.

En una cubierta o tubular 700x23c la presión que se alcanza es alrededor de 90 psi, suficiente como para terminar una carrera.

El pico funciona también con los extensores de válvula (en la medida que la válvula esté abierta, por supuesto) como por ej. los Zipp que vienen con sus ruedas de banda.

En el caso de los discos las "pipas" que se utilizan para inflar puede complicar la operación, una alternativa para este caso son productos similares de Hutchinson o Zéfal que vienen con pico roscado (para válvulas Schrader):


combinados con una "pipa" de terminación roscada como esta:
Estos productos ofrecen una alternativa interesante cuando se utilizan tubulares dado que la probabilidad de moder la cámara es menor y si queremos minimizar la resistencia a la rodadura es necesario pegar los tubulares de manera que resulta muy difícil de cambiar en carrera (ver Resistencia a la Rodadura: pruebas de laboratorio para una discusión más detallada de esta problemática), la posibilidad de reparación sin tener que cambiar el tubular es particularmente atractiva.

Cuando se utilizan clinchers también es una solución interesante dado que, si funciona, es más rápido que cambiar la cámara. Como medida adicional de seguridad se puede llevar además un kit de repuesto tradicional para cubrir la eventualidad de una rotura mayor que no se pueda reparar de esta manera, como podría ser el caso de una cámara mordida.

13 comentarios

Las 10 notas más leídas en 30 días

Últimos Comentarios

Comments by Disqus